viernes, febrero 23, 2007

Cuestión de pluralismo

¡Venga, vamos a hacer un ejercicio de pluralismo hoy, pero con la gramática!. Dejemos las posiciones políticas variadas mezcladas para los que tienen esa responsabilidad y no la ejercen… Según el DRAE, el pluralismo es el “sistema por el cual se acepta o reconoce la pluralidad de doctrinas o posiciones”. De ese modo, quiero yo hoy que la mayor parte posible de la gente que ve el plural de modestia en castellano como una agresión y, más, como una incorrección, se sume a mi carro plural de la visión global de los distintos usos que le podemos dar a la primera persona de ese número.

Por el principio: la RAE llama –y reconoce- “plural de modestia” al “plural del pronombre personal de primera persona, o de la flexión verbal correspondiente, empleado en vez del singular cuando alguien quiere no darse importancia”. Esto es, decir hemos descubierto la vacuna antirrábica perruna”, cuando no tienes ningún equipo detrás y te has cargado ya a todos los perros con los que has experimentado (como para compartir gloria ahora con ellos…), o hablar así cuando eres piloto profesional de avioneta: intentaremos que su vuelo sea lo más plácido posible”. Ni ese señor se cree sobrecargo, aunque sea el único de la tripulación, ni tiene un problema de personalidad múltiple. Usa el plural de modestia, voy a explicarlo.

Hay mucha gente que desprecia su uso, pues lo relaciona con el antiquísimo plural mayestático, el que usaban –y usan- reyes y gobernantes. En la forma, son idénticos, ambos usan la primera persona del plural de los verbos, con una salvedad –que haré también a la RAE-: es el mayestático el que gusta de los pronombres correspondientes (de primera del plural, claro). Además, no sólo pronombres y verbos pueden gozar de ese uso especial: adjetivos y demás palabras flexibles Juan I de Trastámara. Alcázar de Segoviapueden pluralizarse, para adaptarse. Pondré ejemplos. Sería Nerón el que diría: Nosotros no quemamos nada de nada”, mientras que aquel que se quiere quitar importancia, pasaría del pronombre (“nosotros”) y usaría el verbo: hicimos lo que cualquiera hubiese hecho en nuestra situación”. Así, el 18 de mayo de 1387 decía Juan I: Nos El Rey de Castiella, de Leon e de Portogal, por faser bien e merçed a vos la vniuersidat del nuestro estudio de Salamanca, tenemos por bien e es nuestra merced…”. Más mayestático imposible. Por el contrario, en el ámbito académico es habitual el plural de modestia, como en el estudio de la doctora Victoria Wurcel sobre el tratamiento con Acarbosa en intolerantes a la glucosa: “Debido a los escasos pacientes que fallecieron en este estudio, suponemos que el poder no fue suficiente para detectar diferencias en mortalidad…”.

Hay quien piensa que quien usa el plural de modestia, está usando en realidad el mayestático, y claro, los aires de grandeza no están bien vistos. No es así. Además, no hay que confundir el uso moderado del plural de modestia con el enfermizo de referirse a uno mismo en tercera persona, como cuando Zaira dice: “a Zaira no le gustan las patatas”. Ese uso sí que puede revelar algún problema de corte psicológico y suele ser rechazado socialmente (tanto que a veces me dan ganas de meterle a Zaira una bolsa entera por la boca para que se calle).

No suele tener problemas, pero el plural sociativo es uno más de esta terna de irregulares. A mí me gusta particularmente y no tenemos por qué estar en el pellejo de la persona con la que hablamos por identificarnos y acercarnos a ella preguntando “¿Qué tal estamos?” o “¿Y qué, pescamos algo o no?”. Si no damos con un picajoso, es buena forma de empezar a hacer amigos… ¡el nombre le va al pelo!.

Volviendo a nuestro tema, desde estas páginas, yo mismo he utilizado en muchas ocasiones el plural de modestia, y lo uso de continuo en mis escritos. Mi razón, como la de todo el que lo use de manera cabal es simple: en muchas ocasiones el “yo”, junto con sus flexiones verbales, suena demasiado fuerte, demasiado rimbombante, muy protagonista. Creo del todo legítima la intención de tratar de esconderse un poco, cuando se busca no destacar, o al menos no poner al “yo” permanentemente en el candelero. Si ha reconocido más usos del plural verbal del que ya sabía, enhorabuena, bienvenido al pluralismo, el “sistema por el cual se acepta o reconoce la pluralidad de doctrinas o posiciones”. Por cierto, ¿de verdad no le ha chirriado nunca la primera persona del singular en todo este escrito? A mí sí…

2 comentarios:

Annie dijo...

Hola!

¿Cómo estás? Soy Ana, sí, una de esas muchas "Ana" que habitan en la red, con la diferencia que el mío seudónimo no fue.

¿Cómo te encontré? Tengo la costumbre de que al hablar con alguna persona o amistad que no conosco (vaya comentario, aunque finalmente nunca acabamos de conocer a las personas) de emplear "estamos", "vamos", etc... muchos me ven con cara de "bicho raro" (entiéndase, persona de costumbres raras) nunca había entendido porque sucedía esto, finalmente lo deje de hacer, hasta que un buen día, hace una semana aproximadamente, escuche en la radio, algo curioso "hablar en nosotros es de buena educación", comentario que me hizo ruido, pasaron los días y hoy al escribir en mi blog me despedia con "Ahora si entendemos, más o menos, de qué hablamos"... en eso me pregunto: ¿por qué tengo esa costumbre de expresarme de tal forma?, ¿será correcta?

Entonces, ya sabes, google buen amigo, empece a escribir una serie de combinaciones de palabras, con la finalidad de encontrar mi objetivo, cuando ya desistía de mi búsqueda, apareció como un oasis tu página.

Tu página: respuesta a mis dudas

Te lo escribo, como una forma de compartir mi felicidad contigo, se podría decir que eres el causante de ella, o mejor dicho, de la información que publicaste y me fue de utilidad. Quizás obtenga respuesta, por el momento te escribo una carta breve, te agregare a mis blog favoritos, serás el primero en encabezar la lista, dado que no he enlistado algún otro por el momento.

Espero no haber cometido muchos errores al redactar, pero llevo poco tiempo en esto de aprender a escribir correctamente, si así se le puede denominar, existe esa posibilidad de que lo abandone, hasta ahora no hay indicios de ello.

Me despido agradeciendo el tiempo que empleas al leer estas letras que nos hacen jugarretas.

Saludos,

Annie

Lo olvidaba... esta es la dirección a mi blog

http://annie-wind.blogspot.com/

el contenido no es algún tema en específico, simplemente cosas personales.

comandante dijo...

Escribo libros técnicos y muchas veces he sido criticado por utilizar el plural de modestia.
Gracias por la información