viernes, diciembre 14, 2007

La quintaesencia de lo vulgar

No me gusta hablar de dinero. Es considerado vulgar y no me extraña. “-¿Cuánto te ha costado? -Palabras, dinero y hablar con el tendero”. Desde hace siglos los refranes han sido la expresión concisa más descriptiva de la sabiduría popular, del pueblo, del vulgo… vulgar ¿y si somos, por una vez, en este pequeño rincón del castellano, vulgares, pero vulgares, vulgares? Si poco hay más vulgar que hablar del dinero o los refranes ¡vaya una de refranes sobre dinero!

“A la hija mala, dineros y casalla”
Y es que ya se sabe que, aunque cueste, más vale reunir pronto la dote y perderla de vista, si es tan mala…

“De enero a enero, el dinero es para el banquero”
Muestra de la clásica practicidad y el gusto por el realismo español.

“De invierno a invierno, el dinero es “pa” el Gobierno”

Versión política (igual o más cierta) de la anterior

Busto de Vespasiano (izquierda) junto al de Tito (Museo Capitolino, Roma)“El dinero bien huele, salga de donde saliere”
Refrán castellano con solera, entronca con nuestra raíz clásica y con la anécdota del emperador Vespasiano y su hijo, Tito. Se contaba que Vespasiano estaba tan agobiado construyendo el Coliseo (que no vería concluido) que impuso tasas hasta por el uso de las letrinas públicas. Al parecer, Tito le recriminó, preguntándole si le parecía bien obtener dineros gravando tan vergonzosos y privados actos. Al instante, Vespasiano acercó un puñado de monedas a la nariz de su insolente hijo, preguntándole si le olían mal. Tras la negativa de Tito, Vespasiano zanjó la cuestión con un irónico “¡Claro! El dinero no huele”…

“Dinero de suegro, dinero de pleito”
…O “no mezcles familia con negocios”…

“El dinero es como los ratones, que en oyendo ruido, se esconde”
Ya se sabe que las coyunturas económicas, como los negocios, son miedosos y ante el mínimo atisbo de fragilidad, huyen

“Dinero ninguno y mucha fachada: total, nada”
Algo que se dice muy estilado por el Norte, “aparentar”

“Dinero y mujer en la vejez son menester”
¿Quién puede negarse a los cuidados y mimos de una amorosa compañera?¿La cartera?¡Claro! y la parienta

“Mi dinero mudo, ¿quién me lo hizo bocudo?”
Expresión que puede usarse cuando alguien es timado o cuando pierde una suma tras haberse pavoneado de tenerla. “¿Por qué tuve que abrir la boca?”

“Salud, dineros y luenga vida, y el paraíso a la partida”
Aplicable a quien lo quiere todo. Buena salud, dinerito y vida larga para disfrutarla y, tras ella, tener ganado el paraíso.

“Si te dan dinero, tómalo al punto; si te lo piden, cambia de asunto”
¿Necesita aclaración? ¡Adiós!

7 comentarios:

Jaume dijo...

Hola Fran;

He descubierto tu blog en los foros de culturaclasica.com
Muy divertidos los refranes y muy interesante el blog; te animo a seguir así; ten por seguro que te leeré asiduamente.

saludos

Fernando dijo...

Me ha gustado tu blog. Muy al día e interesante. A ver si me devuelves la visita.

Enhorabuena.

Fran J. Girao dijo...

Muchísimas gracias, Jaume y Fernando. Cuenta con lo que me pides, Fernando.

Un saludo a los dos.

santiago dijo...

interesante blog, y tienes razón los refranes son sabios.
un saludo

Anónimo dijo...

Viendo un poco tu blog y leyendo que dices que eres (o vives) en Cantabria, he de decir que el castellano al que dedicas este blog es más el de Valladolid que las formas lingüísticas habituales de Cantabria, llamese montañés , cantabru o castellano hablado en Cantabria, o como se quiera llamar.

El castellano actual real, como se llama tu blog, es variado y rico, otra cosa es el que oímos en las radios y teles españolas, "maj de Madrí o de Andalucía que otra cosa"

Me resulta una contradicción que los andaluces hablen castellano con su variedad de acentos y se coman la mitad de muchas palabras (que algunos llaman gracejo y aplauden) y nadie les diga que hablan mal (realmente no lo hacen) y sin embargo si cántabros y asturianos hablamos con la u o la i finales y con nuestras palabras, se nos tache de paletos, eso sí que es una contradicción, falta de lógica y de conocimiento de la cultura lingüística del norte de España. (Obviamente no me refiero a tí)

Por otro lado, una palabra, forma lingüística o incluso lengua, no es más real porque sea admitida por la Real Academia, sino que basta con que la palabra exista y sea de uso común para que sea considerada localismo y se use con todas las de la ley. Personalmente, por ejemplo, no necesito que la RALE reconozca por ejemplo la palabra "pindio" o "pindiu" para usarla tanto como me plazca.

No es tiempo de concepciones centralistas de la cultura ni de las lenguas. Y sí lo es, que lo sea para todos, andaluces, canarios, guineanos y sudamericanos con todas sus variantes incluidos. Sería imposible que todos habláramos igual. Lo cierto es que cada uno tenemos nuestra forma de hablar y todas son respetables y enriquecen por igual.

El castellano de Valladolid será el de Allí y el de Madrid (por cierto lleno de localismos que quieren extender por toda España y hacerlos norma general) será el castellano de Madrid.

Un saluducu con afecto (o afectu, como prefieras) desde Santander

Juan

ruben dijo...

hola mi nombre es ruben
que interesante los refranes estos..
esta muy bien tu blog.....
me podrias traducir esta frase
" si no hay camino , haré uno"
gracias de antemano.
un saludo

Fran J. Girao dijo...

Santiago: muchas gracias. Me alegra que estemos de acuerdo.

Rubén: gracias por tu comentario. ¿Me explicas qué traducción quieres? Alemán, inglés, quechua... Siento no entenderte.

Juan: creo que, llevando un poco más allá tu postura, de rechazo absoluta de normativa, el idioma se fragmentaría demasiado y la comunicación se dificultaría. Divides los territorios por el actual mapa administrativo, pero de la misma forma que a ti te da igual que la RAE recoja o no "pindio" y, por lo tanto, "pasas" de la oportunidad de que el resto de hablantes conozcan la palabra, te cierras la puerta a ser entendido. En el caso de ese adjetivo, porque coincide que, más o menos toda Cantabria lo conoce, pero si no fuese así y es de uso tuyo frecuente, ¿no te gustaria que el resto lo conociese para poderte comunicar?

La puesta en común de valores culturales, siempre (y digo "siempre") es buena, Juan.

Un saludo.