viernes, mayo 09, 2008

El lío de los superlativos

A veces surgen problemas a la hora de explicar el origen y sentido de los superlativos. Son geniales, nos permiten transmitir mensajes con fuerza y muy personales... pero ¡por qué se forman como se forman? Una pregunta de un observador atento podría materializar el objetivo de este artículo: ¿por qué de "nuevo" hacemos "novísimo" y de "bueno", "bonísimo" y de cruel, "crudelísimo"?.

Al observador atento le falla la base y pensar que, quizá la norma que ha observado no sea tal. No es el diptongo "ue" el que se transforma en "o". Es el origen de esos adjetivos el que hace que los superlativos se formen como lo hacen. "Nuevo" será "novísimo" debido al abuelo de ambos, novus. "Bueno" es "bonísimo" gracias a bonus. "Cruel", encambio, proviene del crudel, crudelis latino. He ahí por qué su superlativo se hace "crudelísimo" (para algunos). No es un caso solitario. Le pasa exactamente lo mismo a "fiel". Antes lo decíamos fidel, -is (de ahí el nombre propio) y por eso, el que es muy fiel es "fidelísimo".

Si nos ponemos a mirar formaciones irregulares en los superlativos veremos cómo tenemos varios ejemplos, todos "contaminados" por el origen de la palabra. Así, algo muy antiguo, además de eso, es "antiquísimo". Y concluyo con una curiosidad: ¿sabían que podemos nombrar a quien es muy "diestro"? (En principio, no me sean malos, alguien que será muy hábil y certero, no "muy de derechas"). Sí, será una persona "destrísima" y no "diestrísima" hacia donde nos tiraría la regla, ya que de la dextra latina salió nuestra "diestra" y aún nuestra "derecha".

5 comentarios:

Mary dijo...

Me parece interesante lo que señalas sobre la formación de los superlativos en español. Todos debemos contribuir para que nuestra lengua goce de buena salud y siga siendo tan bella.

Camelot dijo...

Me alegra que hayas actualizado tu blog especialmente con un tema tan interesante.

Enhorabuena.

Fran J. Girao dijo...

Mary: gracias, Totalmente, totalmente, de cauerdo contigo.

Camelot: gracias por tu amabilidad.

¡Un saludo afectuoso a ambos!

Antonio L. dijo...

Muy interesante el tema. Te felicito por ponernos al día en el idioma.

Antonio L.
Santa Clara, California

Fran J. Girao dijo...

Pues muchas gracias, don Antonio. En ello seguiremos. ¡Un saludo desde España!