viernes, marzo 09, 2007

"¡Me gusta a mí!"

Nos están invadiendo. No se preocupe, no hablo de extraterrestres. Hablo de la cultura que fue inferior en tiempo anterior, pero que ha sabido, hoy en día, imponerse en gustos y usos. Mérito y esfuerzo han puesto para ello encima de la mesa... y ambos llegaron por el orgullo. El mismo orgullo que la civilización y culturas latinas hemos perdido. Nuestro lenguaje sigue siendo superior al descendiente de los bárbaros, pero la cultura anglosajona se ha cernido sobre nuestros dominios, hace tiempo, fagocitando y asimilando lo conquistado permisivamente –eso sí-, como hicimos los romanos, tiempo ha. Hoy en día, en España, en cualquier restaurante McDonald´s, se puede encontrar uno con este panorama en su mesa:
Acerquémonos un poco más…
Y algo más…
Está claro. A escala global, los expertos en “marketing” (o “mercadotecnia”, es que… ¿sabe usted?, lo inventaron ellos) de la marca McDonald´s no han creído necesario traducir al castellano el eslogan que usan en todo el mundo. Está en inglés (usado en los países del dominio lingüístico propio y en los que no tienen traducción), en francés, alemán, e idiomas con alfabeto propio (como griego, ruso, chino o árabe)… pero en España e Hispanoamérica… no está en español.

Lo de hoy no va a ser una reivindicación gratuita y fácil más de que “lo que está en España que hable o se escriba en español”; pretendo que sea algo más profundo. Creo firmemente que la mezcla humana debe venir, pero ser tratada con cuidado para que de la mixtura no salga la aberración. Mi pregunta tras ver eso es: ¿por qué los responsables correspondientes han decidido que el público hispanohablante (e italoparlante) no necesitaba los costes de poner el eslogan en su idioma y sí los que hablen francés o alemán –sin duda menores en número-?. Pensándolo bien, a lo mejor mi pregunta va para usted, moderno latino…

El debate mojigato español está abierto… ¿qué pasa? ¿que suena fea la traducción literal del eslogan inglés cantado con la cancioncita del anuncio de televisión (“I´m loving it”-“Me está encantando”)?, pues tradúzcalo por “Me gusta a mí” o “Me gusta mucho” y listo… ¿no lo han traducido para Francia a algo así como “Es todo lo que me encanta”?¿no es más ridículo eso?. Volvemos al problema que hace del inglés –y no otro- el idioma universal: la cultura y el idioma sin complejos, tan faltos de ellos como todos los que tiene hoy en día encima nuestra cultura (que supone, igualmente, un genial caldo de cultivo para aberraciones como el espanglis). Eso no le pasa al francés o al alemán. Mejor dicho: no lo admiten. Por eso, esos expertos de McDonald´s (sean de aquí, de México o anglosajones) no ven relación ventajosa entre el beneficio de traducir el eslogan y sus costes, pero la ven imperiosa en el caso de Francia, aunque el número de hablantes de su idioma no pueda ni compararse al del nativo de España. ¿La culpa?¿de McDonald´s? No, señor… suya y mía.

Y es que nunca en la Historia se ha visto más claro que no son las culturas superiores (y su idioma) las que se imponen, si no las inferiores las que se dejan conquistar. Así las cosas, hace unos años, por tradición, horas de sol, costumbre de cachondeo y ¡vaya usted a saber por qué! en España era siempre normal encontrar un restaurante abierto a las diez y media de la noche. Cualquiera que haya visitado Centroeuropa, las islas británicas o los Estados Unidos sabe que, en pleno invierno, esas horas son más que excepcionales para la hostelería de allí. Pues bien, incomprensiblemente para mí, un miércoles, en España, en Marzo, a las diez y media de la noche, comienzan a cerrar los restaurantes de un centro comercial.

¿Adivinan la paradoja? ¿Saben quién se llevó el dinero de mi cena, pues me vi obligado a cenar allí? Sí, los de horario “en origen” anglosajón… Sí, allí saqué las fotos de este artículo. Sí, tuve que ir a McDonald´s para poder cenar.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Y en las CC.AA. con otra lengua oficial, que lo escriban también de esa otra manera.

Fran J. Girao dijo...

¡Claro, amigo! Pero te habrás dado cuenta que mi extrañeza no llegaba por no traducir al llegar el eslogan a un territorio de distinto dominio lingüístico -es decir, no esperaba que lo tradujeran a todos los idiomas del mundo-. La extrañeza raíz de este artículo viene porque no ha sido traducido al segundo idioma más extendido del mundo y al tercero más hablado (con 400 millones de hablantes, y subiendo).

Por ese aspecto, el "¡Me gusta a mí!" lo entenderían e influenciaría igual -según las preferencias de McDonald´s- a cualquier hispanohablante, sea de Ecuador o Cataluña, Estados Unidos o Galicia, Argentina o Cantabria.

Galatea dijo...

El como nos invade la cultura americana es una verdadera pena.
Nos estamos dejando comer terreno en todos los sentidos. Fijate que alguien conocido mio hará un viaje en breve a un lugar turístico aqui en España, y les dicen que tendrán que ceñirse para restaurantes, etc, al horario inglés, porque como alli hay tantos turistas... ¿Qué pasa, qué españoles no hay? ¿Es que cuando nosotros salimos fuera hay algún pais que se adapte a nuestros horarios y nuestras costumbres?
En fin, que más tontos no podemos ser...
Un saludo.

Fran J. Girao dijo...

¿Más? Imposible, imposible... Además es asombrosa nuestra capacidad para pasar del desentendimiento absoluto de la conservación de nuestra cultura al ataque indiscriminado y descerebrado de otra... Nunca dejaremos de sorprenderme.

Un saludo, Galatea.

Hermelo Altamiranda dijo...

Respecto a este artículo le cuento que en América Latina, al menos en Panamá, el lema publicitario de Mc Donald's que en inglés reza "I'm loving it" ha sido traducido por el lema en lengua española "Me Encanta". Probablemente el asunto radique en que los concesionarios italianos y españoles no han traducido el lema a sus idiomas
nativos. -No piense que trabajo para Mc Donald's ni mucho menos, sólo quiero aclararle algo fácilmente constatable en cualquier restaurante Mc Donald's de mi país... Le mando un enlace donde aparece el lema "Me encanta"...

http://www.alarido.com/principal/index.php?name=News&file=article&sid=452&theme=Printer.com

Fran J. Girao dijo...

No sabe cuánto le agradezco este comentario, Hermelo. Por desgracia, me entristece. Y lo hace porque me demuestra que he de circunscribir el problema que describía, de la Hispanidad a España (lugar donde puedo constatar la falta de traducción del eslogan). En efecto veo con agrado para los panameños, al lado de -discúlpenme- un feo Ronald MacDonald, el eslogan castellanizado de la multinacional en Panamá: "Me encanta".

Pues me encanta, sí señor... ¡Gracias Hermelo!