lunes, agosto 25, 2008

Cómo hacer que el castellano nazca en territorio cántabro

Publicado en el diario El Mundo Hoy en Cantabria el 24 de agosto de 2008. Accesible también desde el blog Fran Girao en El Mundo.
El Gobierno se lanza a la promoción internacional del proyecto Comillas «apuntándose» a la tesis de que el español surgió en el valle de Valderredible
La leyenda de San Millán le incluyó, al igual que a Santiago, en varias batallas de la Reconquista
«Conoajutorio de nuestro dueno, dueno Christo, dueno Salbatore, qual dueno get ena honore, equal dueno tienet ela mandatjone cono Patre, cono Spiritu Sancto, enos sieculos delosieculos...». Puede que usted no reconozca lo precedente como castellano. Lo que es seguro es que no es latín y que los expertos de todo el mundo las tienen como las famosas glosas emilianenses, los primeros balbuceos del español. La polémica reabierta por el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, volviendo a poner encima de la mesa lo que para él, según declaró, eran las tesis recién descubiertas del profesor asistente Gregory Kaplan, va más allá de dónde se encuentran las primeras pruebas escritas. El americano dice creer que fue en Valderredible donde primero se habló uno de los tres idiomas universales.

Siglo VI después de Cristo. Bárbara, una mujer con parálisis parcial, es llevada hasta el refugio del anacoreta Millán (Aemilianus, por aquel entonces). El fervor, la comunicación con Dios y la oración del anciano curan a Bárbara, que quedará agradecida de por vida al Creador y al veterano asceta. La clave donde Kaplan introduce los dedos es en la situación de tal (y otros) milagro del que sería considerado santo, más tarde.

Gregory B. KaplanKaplan dice alejarse de la que supone una de las fuentes a la hora de cercar y limitar la vida del longevo (llegó a vivir, según se cuenta, 100 años) ermitaño: Gonzalo de Berceo (1197-1264) ya que, el que para el resto del mundo es el primer poeta en castellano cuyo nombre conocemos, para Kaplan es un mentiroso falsificador.

El americano se remonta al primer relato conocido y conservado de la vida y milagros de San Millán. Titulado sencilla y precisamente así (Liber de vita et mirabilibus Sancti Emilíani), fue escrito hacia el año 640 por San Braulio (590-651), obispo de Zaragoza, menos de 100 años después de la muerte del santo. Kaplan dice encontrar ahí indicios (y son sólo eso) de que el oratorio al que se retiró San Millán los últimos 30 años de su vida (en el que realizó, según Braulio, el milagro de curar a Bárbara) estaba en Valderredible y no en La Rioja, en el actual complejo-cenobio de los monasterios de Yuso y Suso.

Lo más arriesgado
Con todo y a pesar de la serie de datos inferidos de los nimios detalles que Braulio da, puede que lo más arriesgado sea que Kaplan quiere localizar en espacio y tiempo el nacimiento del castellano, ligándolo al culto que se desarrolló en torno al santo en su retiro (sucediese, donde sucediese, para Kaplan en Cantabria). Recientemente, de hecho, la catedrática y directora de los archivos epigráficos de la Universidad Complutense de Madrid y del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, Isabel Velázquez, ha afirmado que «no tiene mucho sentido» pretender ubicar en un lugar concreto y en una época determinada el nacimiento del castellano. Velázquez ha opinado que el castellano comenzó a hablarse de manera coetánea en muchos lugares y el que se encuentren documentos con inscripciones en romance o castellano no supone que el lugar del hallazgo pueda configurarse como el centro del nacimiento de esa lengua.

Puede que ahí radique el quid de la cuestión, ya que, aunque se demostrase que San Millán oró y murió en Valderredible en lugar de en La Rioja, enlazar un simple culto con el nacimiento de un idioma es, cuando menos, atrevido. De hecho, San Millán de la Cogolla es considerada la cuna del castellano no por haber albergado a la comunidad que surgió en torno al santo varón, sino porque fue entre sus fondos en los que se encontraron las afamadas glosas emilianenses.

Jugando al juego de Kaplan, esto es, atendiendo a Braulio –lo que aislado, no tiene nada de malo– y no a Gonzalo de Berceo, sabemos que Bárbara era de Amaya. La capital de lo que, tras la conquista visigoda (en el 574) sería el Ducado de Cantabria está –en la actual provincia de Burgos– a tan sólo 20 kilómetros de Valderredible y, en cambio, a más de 100 de San Millán. Esa es una de las pruebas de cargo de Kaplan: al estar Amaya más cerca de Valderredible, es más probable que el punto donde trasladaron a Bárbara para que viese a San Millán fuese actual territorio cántabro y no riojano.

San Braulio de ZaragozaBraulio detalla la vida y mudanzas de Millán a lo largo de su larga historia. De pastor de ovejas pasa a entrar bajo la protección del monje San Felices, que vive en Bilibio, cerca de lo que hoy es Haro. De ahí, tras ganar fama y atraer peregrinos a Berceo, según Braulio, Millán se retira a nada menos que 40 años de meditación y vida austera y ascética en el monte Distercio, en las inmediaciones del actual complejo monacal de la Cogolla.

Tras tamaño retiro, el obispo de Tarazona, Dídimo, le encargó la parroquia de Berceo, donde sería acusado por varios clérigos de «malgastar» bienes eclesiales, donándolos a los pobres. Es aquí donde Kaplan trata de ver la conexión cántabra. Braulio dice: «quitándole entonces el cargo que antes tenía, pasó inocente el resto de su vida en el sitio que ahora se llama su oratorio».

El retiro
El profesor asistente americano mantiene que, puestos a alejarse de la comunidad religiosa que le había expulsado, tiene más sentido alejarse realmente (hasta Valderredible) que los dos kilómetros que separan Berceo de las cuevas de la Cogolla. Kaplan no observa lo lógico de volver a retirarse a un sitio que ya conocía, (lo que hoy es el monasterio de Suso, construido a partir de las cuevas donde habitó el santo).

Cree que cuando Braulio dice: «acercándose la hora de su muerte, llamó al santísimo Aselo, presbítero, con quien vivía en compañía, y en su presencia aquella alma felicísima, libre del cuerpo, fue al cielo. Entonces, por diligencia de aquel beatísimo varón, llevado su cuerpo con mucho acompañamiento de religiosos, fue depositado en su oratorio, donde está», se refiere a que, en el siglo VI (momento de Braulio) el oratorio era una de las ermitas de Valderredible (Arroyuelos, Cadalso, Campo de Ebro, Santa María de Valverde, Villaescusa de Ebro y San Miguel de las Presillas) y observa un traslado posterior de sus restos, al actual San Millán de la Cogolla.

La hipótesis de Gregory Kaplan se apoya también parcialmente en que las primeras noticias del monasterio de la Gogolla no llegan hasta el 959, en un documento llamado De confirmatione monasterio, estudiado y referido por el hispanista inglés Brian Dutton.

Además, en El culto a San Millán en Valderredible se expone que la profecía de San Millán, que San Braulio recoge, acerca de la caída de Cantabria en manos de Leovigildo refuerza la idea de que el santo residía en ese territorio. A pesar de que se desconoce con exactitud los límites del territorio cántabro en los alrededores del siglo V y VI, la mayoría de las precisiones concuerdan en situar la actual San Millán de la Cogolla en la zona limítrofe, lo que podía hacerle caer en un área de influencia cántabra. Eso explicaría, también, por qué San Millán, según Braulio, a través de un mensajero, «manda que el Senado se reúna para el día de Pascua».

Más allá, el investigador americano aprovecha el desconocimiento que se tiene en la actualidad de la situación de lugares citados como cercanos al refugio de San Millán como Banonico, Prado o Parpalines.

A esto se puede alegar que el profesor de Historia Antigua de la Universidad de La Rioja, Urbano Espinosa, relaciona Prado con Vergegium –Berceo– en su estudio La ciudad en el valle del Ebro durante la Antigüedad tardía). Braulio dice de Prado «que no está lejos de su oratorio», lo que concuerda aún hoy en día con la distancia entre Berceo y el complejo de San Millán de la Cogolla (apenas dos kilómetros).

A toda la teoría de Kaplan, a la que el consejero de Cultura de La Rioja, Luis Alegre, respondió esta semana con el cúmulo de siglos de historia del cenobio riojano, se puede contestar con las sabias reflexiones del padre Rafael Nieto, viceprior del Monasterio de Yuso y al que los vaivenes políticos que puedan surgir a raíz de la reivindicación de Revilla le dan más bien igual.

Este veterano religioso opina que: «eso de cuna de la lengua es un eslogan publicitario muy bueno, pero la verdad es que la lengua no nace ni en un sitio ni en otro, ni tampoco en un momento concreto... la lengua es algo mucho más vivo, producto de la evolución de mucho tiempo y en un territorio muy amplio. Y en concreto, el romance es una evolución del latín, de ese latín vulgar y mal hablado que trajeron hasta estos valles las legiones romanas».

En resumen
Imaginando que el americano tuviese razón y San Millán pasase los últimos 30 años de su vida en un territorio que nunca antes había pisado; aceptando que (otra de las tesis que al actual Gobierno cántabro le han encantado) el supuesto culto a San Millán en Valderredible hubiese supuesto el germen definitivo del Camino de Santiago; incluso animando y felicitando a Kaplan cuando consiga su declarado próximo reto (hallar pruebas escritas de paleocastellano en Valderredible); lo único que no se admite, no ya según el corpus creado por Menéndez Pidal y seguidores acerca del nacimiento del español, es que alguien manifieste, más allá de un «eslogan publicitario» que ha encontrado la cuna del castellano.

San Braulio, obispo de Zaragoza y discípulo de San Isidoro concluye su obra, escrita hace más de 1.300 años, según traducción del padre recoleto Toribio Minguella (1836-1920) así: «Hemos cumplido lo que prometimos: resta finalizar nuestro trabajo expresando nuestra acción de gracias a Cristo, Rey de los cielos; pues con su ayuda e inspiración hemos comenzado y concluido este opúsculo. El nos ha concedido que contemplemos la vida de los varones santos, para consuelo de nuestras miserias presentes; Jesucristo, que vive con Dios Padre y el Espíritu Santo, uno por todos los siglos de los siglos».

Tras firmar ese final, el quincuagenario obispo no podía ni imaginar que el relato que describía la vida de un santo iba a causar polémica bastante más de un milenio después. La raíz de la misma se podía solucionar con el texto de Gonzalo de Berceo (de seis siglos más tarde) pero no si le consideramos un manipulador interesado, como hace Kaplan.

Al final, de nuevo, queda la sentencia de Dámaso Alonso: «el latín llega a ser el español a lo largo de una evolución lentísima y constante, y nunca podemos cortar por un punto y decir que ahí está el español recién nacido». Y esté donde esté Banonico e hiciese milagros donde los hiciese San Millán, los primeros trazos castellanos siguen en el monasterio de Yuso, en La Rioja.

Despiece: La idea necesaria para la base de la hipótesis: Berceo era «anticántabro»
Dice Kaplan que «aunque Dutton –hispanista inglés– reconoce que Berceo escribió La vida de san Millán para propagar la fama del santo y contribuir a la prosperidad económica de su monasterio, este estudioso asevera que a la Vita de San Braulio, Berceo sólo agrega detalles menores. A diferencia de lo que Dutton opina, no todos los cambios son menores, sino que algunos son especialmente significativos, como los que sirven para fortalecer el enlace entre Millán y el cenobio de la Cogolla».

El americano ve, pues, en los escritos de Berceo una intención que denomina «anticántabra» y una voluntad de desterrar la vinculación que el investigador cree real entre el santo y Cantabria. Así lo que Braulio no localiza inequívocamente y Kaplan utiliza para colar a Cantabria, habría sido usado por el primer poeta de nombre conocido en castellano para, en una de las primeras campañas de marketing del medioevo español, afianzar los lazos de los restos del santo con San Millán.

Si bien es cierto que en la época medieval se dieron casos de ensalzamiento de las falsas raíces de distintas reliquias (que muchas veces eran compradas por los monasterios y lugares de culto), Kaplan parte de un falso supuesto: haber demostrado inequívocamente en sus páginas precedentes la relación de Valderredible con el santo: «una de las alteraciones hechas por Berceo tiene que ver con la ubicación del oratorio de San Millán. Como se ha demostrado, la obra de Braulio indica que el oratorio está en Valderredible...»

Etiquetas: , ,






9 Comentarios:

Blogger JP dijo...

Y siguen nuestro políticos con cortinas de humo para desviarnos de los problemas de andar por casa.

Despues de esto sólo nos falta reclamar algúna archivo histórico...

Felicidades por el artículo y por el blog.

Saludos,

JP

lunes, agosto 25, 2008 5:10:00 p. m.   Editar comentario
Blogger Fran J. Girao dijo...

Muchas gracias, JP, por el comentario y las felicitaciones.
Un saludo.

martes, agosto 26, 2008 10:39:00 p. m.   Editar comentario
Blogger Francesc Sánchez (Cicero) dijo...

Querido Fran:

Que reportage tan interesante y magnificamente escriro. Quién me iba a decir a mi que me leería de un tirón y "casi" como una novela policiaca este escrito. Muchas felicidades.

Y he aquí mi aportación: comsidero como dice Rafael Nieto que los idiomas, como cualquier otra rama del saber, son siempre una evolución y no creo que haya lengua en el mundo que pueda fijar en una fecha y en un lugar de nacimiento. No obstante pienso que este tipo de polémicas son necesarias para mantener vivo el interés por nuestro propio idioma que, últimamente, esta siendo destrozado sin que ni los ciudadanos ni los poderes públicos hagan gran cosa (si es que pueden) para evitarlo.

Te sigo con interés y con estos artículos aún más.

Un saludo muy cordial.

miércoles, septiembre 03, 2008 8:23:00 p. m.   Editar comentario
Blogger Fran J. Girao dijo...

Estimado amigo Cicero:
Recibo con alegría tus palabras, teñidas, como me tienes acostumbrado, de cariño y bonhomía. Suscribo lo que dices y te recuerdo que tenemos un asunto sobre el que me comprometí pendiente, sobre el que espero instrucciones.

Recibe, como siempre, un afectuoso abrazo.

jueves, septiembre 11, 2008 11:22:00 p. m.   Editar comentario
Blogger Francesc Sánchez (Cicero) dijo...

Si, perdona el retraso en contestar pero es que me he metido en tantos "fregaos" que no doy abasto.
Te envío un mensaje privado y lo comentamos.
Un saludo desde la no tan lejana Terraconensis (un día fuimos de la misma provincia.

sábado, septiembre 13, 2008 9:44:00 a. m.   Editar comentario
Anonymous J.J.R.G. dijo...

Muy interesante, encontrar quién pueda rebatir a Kaplan o a Gonzalo de Berceo, por la calle la gente cojee las cosas al aire, y me alegro de ver que alguien se ocupe de ello y no solamente Revilla, la historia es lo que fue; y no lo que quiso nadie; esta provincia es muy pequeña, y nos han silenciado en demasía; personalmente creo en esta teoría, al igual que veo que lleguen a decir que Cantabría es la Rioja, o País Vasco y Navarra, con Asturias desaparecimos de la historia y cuando Leonor de la Vega se casa con los Mendoza, la estirpe de La Vega desaparece; Fernan Gonzalez se lo llevan para Burgos, al igual que a Ramón de Bonifaz y Camargo; nunca estuvieron en Cantabria. Los descendientes de Pedro de Cantabria, después son Asturianos, Las Peñamelleras,Rivadedeva, Alfoz de Bricia eran de Cantabria hasta en siglo XVIII y si se te ocurre sacar el tema, eres nacionalista. Si eres cántabro nacionalistas, si eres asturiano, vasco, aragonés, de burgos o navarro todos tienen razón y Cantabria no existe. Mas aún cuando a Berceo, le dan fama de falsificador, antes de salir a la luz esta polémica de Kapplan. Enfín, un saludo. Yo no soy un entendido, esta no es mi profesión, pero te animo a que trates el tema, en todos los sentidos. Uno de la tierruca.

martes, octubre 14, 2008 8:12:00 a. m.   Editar comentario
Anonymous Pobrecito Hablador dijo...

Personalmente, me da vergüenza ver a un cantabro trabajar tanto y tan duro para echar fango sobre los politicos en una cuestion lingüistica y acabar, al fin y al cabo, difamando su region. Que el castellano nace en Cantabria me lo enseñaron en la EGB en el año 1996, no es un invento de Kapplan, este o no equivocado. El camino hacia Santiago es un camino de origen pagano, asi que por ese lado no se donde reside la polemica. Pero bueno que me voy a esperar de un periodista que presentó un debate entre un tertuliano del partido popular y una bandera del PSOE. Espero que publiques este comentario tambien, a seguir con la difamia.

jueves, septiembre 03, 2009 2:15:00 p. m.   Editar comentario
Blogger Fran J. Girao dijo...

Gracias por su comentario, J.J.R.G.

"Pobrecito...": siento su vergüenza. Los políticos de esta región se descalifican a ellos mismos, no a la región; estaría bien conocer su colegio (para no llevar a mis hijos, claro). La zona de nacimiento del castellano es indeterminada, entre el País Vasco, Cantabria, La Rioja, norte de Castilla... y probablemente todo a la vez y un sitio en concreto al unísono. Kaplan no deja recaer el peso de su teoría (si lee el reportaje) en el Camino de Santiago, sino en una suerte de congregación en torno a San Millán en un sitio -Valderredible- donde le sitúa merced a conjeturas. El tono de sus comentarios sin entrar (por no poder) al fondo, continúa en el final: en plena campaña electoral europea, con días de antelación, ninguno de los dos candidatos del PSOE quiso ir al plató con el candidato popular. Un cara a cara sin una segunda cara no tiene sentido; era PP-PSOE y si PSOE no viene (ese partido sabrá por qué, yo sí lo sé, pues hice por enterarme, pero no lo voy a escribir aquí) pues se le representa.

Y siga, siga usted si quiere con la difamia.

viernes, septiembre 04, 2009 2:17:00 a. m.   Editar comentario
Anonymous Anónimo dijo...

La teoría no tiene ni pies ni cabeza, que seamos cántabros no quiere decir que comulguemos con ruedas de molino para ser la cuna de todas las esencias hispanas. Aquí lo explican con profusión: http://depriendi.wordpress.com/2009/06/04/el-castellano-en-cantabria-i/

martes, enero 05, 2010 9:12:00 p. m.   Editar comentario

Publicar un comentario en la entrada

<< Página principal

Entérate de los nuevos artículos en ECA y ten un acceso directo en tu navegador con la barra Google 4

¡Escucha la versión radiofónica de ECA en Internet!


Imageshack Yotophoto Odeo Feedburner
StatCounter SiteMeter

(c)Copyright. Todos los derechos de los textos, sonidos e imágenes propias reservados a favor del autor .
Prohibida la copia, difusión y/o comunicación de los textos incluidos en esta web sin el permiso
expreso del titular, amparado por las leyes de propiedad intelectual de España y otros paí­ses.
A pesar de establecer un control sobre ello, el titular de este blog no puede hacerse responsable de la legalidad,
moralidad u oportunidad de los anuncios AdSense de Google incluidos.
Web diseñada para su óptima lectura en pantallas con resolución de 1024x768 pí­xeles.